miércoles, 27 de diciembre de 2006

EL PENDON DE ALMERIA: Recuerdo de un 'genocidio'


El 26 de Diciembre de 1489, los Reyes catolicos entran en Almeria. Desde el franquismo, las autoridades de Almeria celebran esta fecha llamada "Dia del Pendon".

POR LA RECUPERACION DE LA MEMORIA HISTORICA Y LA DIGNIDAD DEL PUEBLO ANDALUZ. CONTRA LA CELEBRACION DEL "PENDON" DE ALMERIA.
El día 26 de Diciembre de 1489, El Zagal, en representación de los reyes almerienses, dando cumplimiento a las Capitulaciones firmadas con los Reyes Católicos, entrega pacíficamente las llaves de la ciudad con el fin de evitar el derramamiento de sangre de la población almeriense.
Por estas Capitulaciones, los reyes andalusíes de Almería reconocían vasallaje a los reyes castellano-aragoneses a cambio de conservar la vida, haciendas, cultura, lengua y religión de la población almeriense.
Estas Capitulaciones fueron incumplidas por los reyes Católicos, ejecutando las numerosas pragmáticas promulgadas por ellos mismos en las que a la población almeriense se le prohibía su lengua, su escritura, vestimentas, tradiciones, oficios y religión, siendo condenados a penas de muerte, expropiación de bienes, destierro y otros castigos corporales, a todos aquellos que incumplían dichas pragmáticas.
Al genocidio físico le acompaña un genocidio cultural que llega hasta nuestros días. Para justificar el Genocidio, los invasores, tras quinientos años de represión inventan nuestra historia con conceptos como invasión de árabes, reconquista, repoblación y expulsión, con el fin de borrar del almeriense, del andaluz, cualquier recuerdo de su identidad cultural e histórica, de pertenencia a un pueblo diferente del invasor , de una cultura tan diferente de la que han intentado imponernos.
Año tras año, los herederos políticos de aquellos invasores que con la cruz y la espada impusieron una sociedad "unicultural", exclusivista, racista, xenófoba, machista y represora, vuelven a celebrar, como si de una hazaña se tratara, el sufrimiento de millares de nuestros antepasados, ante la impasible e inconsciente complicidad de nuestros conciudadanos.
En una sociedad "multicultural", donde el respeto, la tolerancia, la solidaridad y la integración de los más desfavorecidos son los valores que pretendemos transmitir a nuestros jóvenes para la consecución de una sociedad verdaderamente libre y democrática, no podemos permitir la celebración de actos que conmemoren un genocidio, y más aún cuando ese genocidio es el cometido sobre nuestro propio pueblo.
Hace más de quinientos años, en aquel fatídico 26 de Diciembre, una bandera ondeaba en los torreones de nuestra Alcazaba: verde, blanca y verde, símbolo de paz, de respeto y tolerancia, a la que el poeta Asbag Ibn Arquam, compuso este poema:
Una verde bandera
que se ha hecho de la aurora blanca un cinturón
despliega sobre ti un ala de delicia.
Que ella te asegure la felicidad
al concederte un espíritu triunfante.
Aquella bandera no volvió a ondear en nuestra ciudad hasta quinientos años después como simbolo de la recureración de esos valores de convivencia y tolerancia que la sociedad andalusí almeriense practicó, aunque actualmente, los políticos de nuestra ciudad se empeñan en festejar el final de la convivencia pacífica y plural seguida de quinientos años de intolerancia.
Que esta vuelta simbólica a nuestro pasado, representado en nuestra bandera verde y blanca nos devuelva los valores perdidos de nuestros antepasados para construir un futuro de paz y prosperidad.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

VIVA EL DIA DEL PENDON CAPUYO!

!!VIVAN LOS REYES CATOLICOS Y EL CID CAMPEADOR!!

TRANQUILO EN ALMERIA LOS VOLVEREMOS A EXPULSAR A MARRUECOS, COMO HICIMOS ANTAÑO Y A TI TAMBIEN
PUTO MORO SOSIATA!

Anónimo dijo...

mu tolerantes los moros de hace quinientos años si señor, que se lo pregunten a un tal FARAG ABEN-FARAG aguacil mayor del reyezuelo rebelde aben-humeya que

"llevando consigo trescientos Monfíes salteadores de los más perversos del Albaicin y de los lugares comarcanos a Granada, hizo matar todos los clérigos y legos que halló captivos, que no dejó hombre a vida que tuviese nombre de cristiano y fuese de diez años arriba, usando muchos géneros de crueldades en sus muertes».

Joder con la tolerancia moruna si no es por los reyes catolicos no estariamos aqui

Anónimo dijo...

Que ten por culo moro de mierda.

¡VIVA DON PELAYO!
¡VIVA EL CID!
¡VIVAN LOS REYES CATÓLICOS!
¡VIVA LA RECONQUISTA!
¡ARRIBA ESPAÑA!

Anónimo dijo...

Joer, pues si eran mas tolerantes que los curas cristianos, pues esto mataban tambien a los niños de diez años para abajo

WWW.INFOCONTINENTAL.COM dijo...

WWW.INFOCONTINENTAL.COM

Creo que si la gente se decide a leer blogs como este puede que la sociedad vaya cambiando poco a poco. Es la esperanza que tenemos todos los autores a la hora de escribir un articulo.

Por cierto, buen post!