lunes, 9 de abril de 2007

GALA: ESPAÑA NO SE ESTA ROMPIENDO, PORQUE NUNCA HUBO UNIDAD EN EL PAIS


Fuente: EFE

El escritor Antonio Gala, que 'levanta las faldas de la historia' en su última novela, 'El pedestal de las estatuas', ha dicho hoy en Barcelona que 'no se puede decir que España se está rompiendo, porque nunca hubo unidad en el país y, por tanto, estamos como antes'.

Gala ha confesado que siempre quiso escribir este libro, porque fue 'muy aficionado a la Historia', pero esa afición se topaba siempre con contradicciones y, sobre todo, con la 'leyenda negra', 'ese cuarto oscuro en donde se han guardado las ocultaciones, los tabúes'.

Gala pretende con 'El pedestal de las estatuas' (Editorial Planeta) 'levantar las faldas a la Historia y que se vean las vergüenzas', y para ello se sirve de la voz en primera persona del que fuera secretario de Felipe II, Antonio Pérez.

En opinión del escritor granadino, Antonio Pérez es 'un traidor con pruebas, sin escrúpulos, un hombre poderoso, como no ha habido nadie después, y mucho menos hoy'.

Gala aconseja a la población que conozca su historia, pues 'un pueblo que no conoce su verdadera historia no es un pueblo'.

El autor trata de manera inmisericorde a los reyes de España, desde los Reyes Católicos, que 'fraguan una unión de todos los reinos, pero no una unidad, y por eso estamos hoy como estamos'.

En la novela, Antonio Pérez -el propio Gala se muestra coincidente- no oculta sus simpatías por Juan de Austria, que 'quería un tratamiento de alteza que nunca le dio su hermano Felipe II y que era avaricioso'.

Con 'El pedestal de las estatuas', el autor de 'El manuscrito carmesí' quería que el lector 'se sorprenda, ría y reflexione'.

Esa invitación a la reflexión pretende hacer frente, dice, a las mentiras de algunos políticos: 'Estoy harto de que aludan a la historia de España como si fuera ejemplar, porque es falso'.

En referencia a unas declaraciones de José María Aznar, Gala explica que no se puede hablar a la ligera de la Reconquista: 'duró 800 años, porque todos vivían económicamente de ello y estaban interesados en perpetuar esa situación'.

El ex presidente de Gobierno, en septiembre del año pasado, hizo alusión a la Reconquista y a los musulmanes asegurando que 'ellos ocuparon España durante ocho siglos y nadie ha pedido perdón', al comentar la polémica por las declaraciones de Benedicto XVI sobre la religión islámica.

'Si hubieran querido, la Reconquista se habría hecho mucho más rápido, igual que el levantamiento de las colonias latinoamericanas echaron a los españoles en diez años', añade.

Considera Gala que 'gran parte de la culpa de esa falsa unidad de España se la debemos al historiador Menéndez Pelayo, que era un borrachuzo que tomaba coñac en taza de té para despistar'.

No hay comentarios: