viernes, 12 de octubre de 2007

12 DE OCTUBRE: OTRO DESFILE MILITAR PARA CELEBRAR EL GENOCIDIO


12 de octubre: otro desfile militar para celebrar el genocidio
Se convoca el desfile militar del 12 de octubre con los siguientes cuatro puntos: homenaje a la bandera nacional; homenaje a los que dieron su vida por España; parada militar, incluyendo desfile aéreo y terrestre; y arriado de la bandera nacional.

Raúl Calvo Trenado para Kaos en la Red

Una vez más, se celebra la fiesta nacional ya que parece ser que es motivo de regocijo el inicio de la rapiña de las Américas y el exterminio de sus pueblos originarios. No olvidemos: el último billete de mil pesetas anterior a la aparición del euro llevaba por una cara a Hernán Cortés y por otra a Francisco Pizarro. Los ladrones, genocidas, explotadores y colonialistas son bien vistos como héroes nacionales.

El desfile más estrafalario de los últimos años fue el de 2004 que lo protagonizó un falangista. Recordémoslo: en una de esas enésimas intentonas de reescribir la historia, el PSOE entregó el estrellato de la procesión militar a un republicano de la división que liberó París y a un miembro de la División Azul que partió a combatir a la Unión Soviética junto a los nazis, para insistir así en el manido discurso de igualar a ambos bandos en lo que fue “la mayor tragedia de la Historia de España”, etc.

Afortunadamente todavía es impensable ver hitlerianos encabezando desfiles militares en Berlín, o fascistas en Roma, o salazaristas en Portugal. Pero, ya se sabe, Spain is different.

En esta ocasión, la celebración de este nefasto 12 también es más estrambótica por los exagerados actos de reafirmación monárquica y de defensa de la bandera rojigualda de unos y otros.

El Borbón y Borbón seguirá presidiendo la romería militar en su papel de jefe máximo de las fuerzas armadas por decreto del caudillo y designio de dios; y más ahora, que Rouco Varela se pone a rezar por el alma del monarca. Ya se sabe que la separación iglesia-Estado queda lejos de ser una realidad y que el laicismo se lo pasan por el forro de los cojones. Bodorrios reales y bautismos del infantado son acontecimientos nacionales así como la ofensa de la “misa de Estado” que se realizó con las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004, acallando en los medios algunas protestas de familiares de varios de los fallecidos que no eran católicos.

Para el esperpento de mañana, gobierno y PP se pelean por quien es más españolista con la vista fija en las elecciones legislativas de marzo. Los populares lo tienen fácil: sacar su rancio-patriotismo de toda la vida. Y al PSOE ya se le está viendo: atacar al nacionalismo vasco y defender por boca de Zapatero la figura del monarca a ultranza.

Fijémonos en el cartel del desfile. Incluye el machacón “Gobierno de España” que aparece últimamente en toda la publicidad del ejecutivo; tiene la convocatoria cuatro puntos que no son nada casuales en estos momentos: homenaje a la bandera nacional; homenaje a los que dieron su vida por España; parada militar, incluyendo desfile aéreo y terrestre; y arriado de la bandera nacional.

Quedan muy atrás las veleidades republicanas (?) de Zapatero cuando tras su ajustada victoria buscaba la aquiescencia del electorado considerado más o menos progresista. Ahora que se acerca la época de la reválida, el PSOE claramente advirtió que la victoria se la juega contra el PP en función del españolismo y lo atractivo que se presente para lo que se define como voto de centro o franquismo sociológico que oscila entre ambas formaciones.

Eso de homenaje a la bandera, a esta bandera, y los que dieron su vida por España suena a nacionalcatolicismo reciclado (y no mucho) porque- dejando a un lado lo de la defensa de la unidad de España, que no es poco- bajo este estandarte se asesinó a los que deberían recibir hoy tal homenaje: los republicanos.

¡No conmemoremos más genocidos! ¡Abajo el 12 de octubre!

¿Reyes? ¡Para el mus!

¡La rojigualda al baúl de las reliquias!

1 comentario:

carmengodoy dijo...

Por favor la próxima vez que escriba algo, hágalo sin acritud y sin ofender, que no cuesta nada hacer las cosas bien y con conocimiento de la historia porque los fenicios, los cartagineses, los romanos, los árabes, los franceses que conquistaron España matando, como se hacen todas las conquistas también fueron genocidas ¿o no?. Por desgracia el hombre no sabe hacer las cosas de otra manera. El hombre no entra de turista en las tierras ajenas y pide permiso para quedarse porque le ha gustado el paisaje. De toda la vida lo hizo así, matando. Segundo, no se celebra el día del genocidio de América, se celebra el Día de la Hispanidad, el día de estrechar lazos con aquellos con quienes nos une el idioma y la cultura, ¿NO LE PARECE QUE ES ALGO MARAVILLOSO?. si sigue así con esa actitud tan agria algún día le dará un infarto.
Le doy la razón en que este día no debería ser conllevar desfile de las fuerzas armadas ni exhibiciones militares. Yo lo haría más cultural, con bailes y desfiles de todas las etnias de toda Hispanoamérica. Lo haría más como FIESTA DE LAS NACIONES HISPANOAMERICANAS que esta ostentación de armas, eso debe quedar para el día de las fuerzas armadas, que es lo suyo.Hasta pronto.