jueves, 18 de octubre de 2007

CAROD ROVIRA Y LA IMPOSICIÓN LINGUISTICA DEL NACIONALISMO ESPAÑOL


¿Como aprender a respetar a los demás y no morir en el intento?. Españolismo Nivel 1.

Mi opinión sobre los sucedido ayer durante la intervención de Josep Lluís Carod Rovira. ¿Tiene derecho alguien a cambiar el nombre de otro sabiendo que esto supone una falta de respeto hacia esa persona?


Por: SaludyRepublica para Kaos en la Red

De tanto repetir las palabras respeto y tolerancia parece que ya no tienen significado. Lo vemos diariamente, en la calle, en la televisión o en el trabajo.

Lo malo de todo esto es cuando esa falta de respeto la consideramos justificable si a quien se le ha faltado el respeto es a Carod Rovira. Sobre el espectáculo dado por los dos vallesoletanos no tengo palabras. Y no me vayan a contar que fuimos a Francia y nos llamaban Louis. ¡Hombre por dios! Una cosa es no saber pronunciar un nombre y otra es cambiar el nombre deliberadamente para hacer daño y provocar conflicto. No me vengan con cuentos chinos que no hemos nacido ayer. Esos dos de ayer sabían decir Carod tan bien como cualquiera de nosotros. Entre otras cosas porque oyen el nombre en la televisión todos los días. Encima la mujer se sentó en su asiento orgullosa de su actitud.

Ayer habló Rovira del nacionalismo español, y dijo verdades como puños, mal que les pese a los que tienen este sentimiento, porque el nacionalismo no es ideología sino sentimiento, pues no tiene razón de ser. Y éste no solo se expresa despreciando otras lenguas como ayer vimos ejemplificado en estas dos personas que me dan auténtica vergüenza ajena. También despreciando otros hablas y otros acentos. Soy profesora de Internet en un aula para adultos, la pasada semana tuve una conversación con una alumna, una señora de edad avanzada que no pudo estudiar en su tiempo por culpa de la sin razón. Me decía esta señora, con preocupación y pena, que nosotros los andaluces somos más incultos que los demás porque no sabemos hablar, porque hablamos mal el castellano. Porque en lugar de "comer" decimos "comé". Y yo intenté explicarle que eso no es hablar mal sino tener un acento distinto y que todas las lenguas del mundo tienen esa característica, que ellos llaman dialecto. Nosotros lo llamamos habla o acento. De nada sirvió mi esfuerzo porque esta mujer estaba completamente convencida de que yo no la había entendido y que ella quería decir que nosotros los andaluces decimos mal "comer" porque no decimos la palabra entera.

No me extraña que haya gente en Andalucía que se avergüenza de hablar con su acento cuando tiene que hablar en público, o que si tiene que trabajar en algún trabajo "serio" (televisión) se gastan un dineral en clases de dicción para, y lo digo textualmente como me lo dijeron a mí una vez, "erradicar por completo el andaluz de mi habla". Y digo que no me extraña porque si en una televisión pública sale un chico de raza negra y alguien le llama "el negro ese" al día siguiente saldrán un montón de organizaciones clamando al cielo y haciendo que el susodicho se disculpe, pero si alguien menosprecia públicamente algún habla distinto del castellano oficial o alguna lengua del Estado Español no castellana tendremos por seguro que la gente lo va a considerar comprensible y que el conductor del programa no pedirá al individuo que sea respetuoso.

Así es el españolismo y el nacionalismo castellano, y así lo vimos ayer y lo veremos mañana si seguimos justificando estas actitudes y si los sectores de izquierda que abrazan estos sentimientos despreciables no se despojan de ellos.

Por una izquierda auténtica y respetuosa con la diversidad. Yo me siento de izquierdas, no soy independentista y se que en Andalucía han surgido posturas de separatismo como consecuencia de estas actitudes despreciables. Ayer nos lanzó Josep Lluís Carod Rovira un mensaje a la sociedad española, que reflexionáramos sobre esas actitudes y me parece que deberíamos hacerlo. Un saludo a Catalunya y a Josep Lluís Carod Rovira en particular, yo sí que me hubiera enfadado, pero es que no sirvo para la política.

República, respeto y libertad.

1 comentario:

david a.s. dijo...

hay que respetar..estamos de acuerdo. Pero creo q en el mismo programa el Sr. Carod llamo Pais Valencia a la Comunidad Valenciana...y ademas justificando que cada uno puede llamarlo como quiera..asi es q, señor Jose Luis..o todos moros o todos cristianos.

Per la LLIBERTAT de EXPRESSIO
VOTA CIUTADANS - PdC