jueves, 17 de mayo de 2007

LA MEZQUITA DE LOS BERMEJALES Y EL INTEGRISMO DEL 'PA'


Por: Identidad Andaluza.

La irrupción del PA en la campaña para las elecciones municipales del 27 de Mayo con propuestas islamófobas y acusaciones contra los promotores de la mezquita de los Bermejales y contra todos los musulmanes en general, ha reabierto un tema que ningún partido quería tocar en esta campaña.

La cesión de suelo público para la construcción de una mezquita en el barrio sevillano de Los Bermejales ha desatado las iras de parte de la clase política y de la sociedad Sevillana, dejando al descubierto todo aquello de lo que estos acusan a los musulmanes: INTOLERANCIA Y FANATISMO, además de mentiras y actitudes inquisitoriales más propias de otros tiempos que pensábamos no volverían.

Las protestas contra la construcción de la mezquita comienzan cuando el ayuntamiento de Sevilla hace pública la cesión de un solar de 6.000 metros para el proyecto que representa el andaluz converso al Islam Malik Ruiz. La asociación de vecinos Bermejales 2000, controlada por el PP y utilizada por estos como ariete contra el consistorio sevillano y contra la comunidad musulmana basa sus protestas en los siguientes aspectos:

-Falta en el barrio de otros equipamientos más necesarios que una mezquita.

-La mezquita favorecerá un incremento de la criminalidad y la delincuencia con el consiguiente peligro para ellos y sus hijos.

A estos aspectos de las protestas, se les ha sumado el Partido Andalucista con un nuevo giro de tuerca a la polémica en las manifestaciones hechas por su candidato a la alcaldía de Sevilla Agustin Villar en la presentación de su programa electoral en el centro cívico la Buhaira ante la llamada 'Tercera Convención de Barrios': “la mezquita está financiada por AlQaeda”. Y el hombre se queda tan tranquilo tras unas acusaciones llenas de falsedad y con la clara intención de criminalizar a todo el colectivo musulmán y fomentar la xenofobia. Los 'andalucistas', tuvieron como “palmeros” e “invitados estrellas” a miembros de Falange Española que en la puerta del inmueble hicieron una exhibición de apoyo a las manifestaciones xenófobas del Partido Andalucista, exhibiendo toda su parafernalia de banderas y gritos racistas y xenófobos...¡SI BLAS INFANTE LEVANTARA LA CABEZA!

A estos argumentos, excusas de la xenofobia y la islamofobia habría que puntualizar lo siguiente:

-Cuando se publica el PGOU de la ciudad de Sevilla, la parcela en cuestión aparece como de “uso religioso”, no presentándose ninguna alegación por parte de los vecinos, por lo que presuponemos que estarían de acuerdo con el uso establecido en el PGOU, sin que reivindicaran la prioridad de otros tipos de equipamientos para el barrio.
Por ello pensamos que el problema de los vecinos no es el de la falta de equipamientos, sino el de que se destine el solar para uso de musulmanes. ¿hubieran protestado con la misma fiereza si el solar hubiera sido destinado a un templo católico o evangelista?.

-Se equipara “Islam” con delincuencia, violencia y crimen. Esto, además de ser un delito, provoca el enfrentamiento entre comunidades y favorece el surgimiento de brotes racistas y xenófobos. Criminalizar a toda la comunidad Islámica, no le hace ningún bien ni a Sevilla ni a Andalucía, pues en nuestra tierra tenemos el mejor ejemplo del mundo de un Islam de paz y tolerante, creador del mayor ejemplo de convivencia en la historia universal: AL-ANDALUS.

-Las manifestaciones del “Islamófobo” Agustin Villar, son de un gravedad tal que tendrá que dar cuenta de ellas en los juzgados de lo penal tras la denuncia interpuesta por los representantes de los promotores de la mezquita. La acusación a la comunidad que representa Malik Ruiz de estar financiada por AlQaeda tiene que estar avalada por pruebas. En caso contrario debería recaer sobre este individuo todo el peso de la justicia por acusar de TERRORISMO a la comunidad musulmana de Sevilla.

-La vigilancia de la financiación de los grupos islámicos es de un rigor extremo, estando controlada por los ministerios de Interior y Exteriores, teniendo que justificar la inversión y el gasto del último céntimo que reciben, además de la procedencia de los fondos, lugar y donantes, sin permitir las donaciones anónimas.

-Para los ciudadanos de Sevilla, sería más interesante que el Sr. Villar preguntara por la financiación de los partidos políticos, el suyo entre ellos, para que pudiéramos enterarnos quién financia su xenofobia...podríamos llevarnos muchas sorpresas. Quizás el Sr. Villar, siguiendo su línea de preguntas, podría contarnos algo sobre la corrupción en Marbella, donde su representante está en busca y captura, o en Sevilla durante el mandato de D. Alejandro, o en Vera, o en Ecija, o en Zurgena, o en Ronda, o...en todas las poblaciones donde ha gobernado.

-Quizás su jefe D. Alejandro Rojas Marcos debería explicarnos sus viajes de visita a un “terrorista” llamado Gadafi, en Libia, durante los primeros años de la democracia. ¿estuvo el PA financiado por un terrorista?.

Lo anteriormente expuesto es solamente una pequeña muestra del Integrismo, no del islámico, sino del Integrismo de los TONTOS y de los IRRESPONSABLES, que piensan que azuzando el odio hacia el “moro” van a obtener una renta electoral. La sociedad Sevillana, y la Andaluza en general, que en su mayoría están por la convivencia en una Andalucía plural les hará pagar su osadía en las urnas el próximo día 27 de Mayo.

¡NI UN SOLO VOTO ALDALUCISTA PARA EL PA¡

2 comentarios:

M. Alvarez dijo...

Entre los años 1977 y 1981 fui militante del entonces llamado PSA. Al final de los 70 se alcanzaron los mayores "éxitos electorales" de la historia del partido y eso hizo pensar a sus dirigentes que ya estaba todo hecho y que a partir de ahí a vivir para los restos como "partido institucional". Tiraron sus principios papelera (si es que alguna vez los tuvieron) y se dispusieron a vivir el plácido futuro que previeron, pero hete ahí que los vientos cambiaron y al poco se vieron sin principios y sin "institucionalidad", sobreviviendo desde entonces en el limbo de la nada, sin saber que hacer ni donde ir.

Prueba de esto son las absurdas manifestaciones realizadas por el candidato Agustín Villar sobre el proyecto de construcción de una mezquita en Sevilla. En principio demuestra un poco de esquizofrenia, ya que no comprendo como cuando se planteó el tema en el Ayuntamiento votó a favor, y ahora dice que esa extraña franquicia sionisto-americana de Al-Qaeda es quien está detrás de esta mezquita (lejos quedan los tiempos en los que los petrodólares libios financiaban al partido). Pero lo más significativo de estas absurdas, infundadas y peligrosas manifestaciones, es que demuestran que realmente la cosa debe de irle muy mal en esta campaña, pues muy desesperado debe de andar cuando ha recurrido a argumentos tan repugnantes (amén de fascistoides) como el miedo a través de la islamofobia y la xenofobia, para intentar arrancar algún voto, aunque personalmente creo que los energúmenos de Conchita están con el PP, pero ¿quién sabe?.

Otra cosa que creo que Agustín Villar no se ha planteado, ni creo que le importe, es el tremendo daño que este tipo de alegres manifestaciones causan los musulmanes que viven en esta tierra, ya sean extranjeros o españoles, personas cotidianas, particulares, tan cotidianas o particulares como cualquier otro ciudadano de esta Sevilla, pero que están sometidos en su vida diaria a una presión y discriminación que difícilmente puede pensar quien no está es sus pellejos, señalados, marcados, aunque no les obliguen a llevar estrellas cosidas a su ropa, entre otras cosas por eclaraciones facilonas como las de Agustín Villar.

Si Agustín Villar tiene alguna prueba de lo que dice, su deber es acudir a la Audiencia Nacional, caso contrario, lo que debe hacer (y que por supuesto no tendrá valor de hacer) es pedir públicamente perdón a todos estos conciudadanos suyos que al parecer han cometido el delito de ser musulmanes.

A los promotores de la mezquita también quisiera mandarles un mensaje. Estudien la posibilidad legal de presentar una querella contra Agustín Villar y no dejen pasar el tema como en su día dejaron pasar las manifestaciones islamófobas y xenófobas de la presidenta de Bermejales 2000 (no solo las manifestaciones "antisemitas" son delito, o al menos en teoría, pues la fiscalía nunca parece darse cuenta de otras).

¡Lástima de Partido y lástima de ciudad!

M. Alvarez dijo...

Hay algo magnifico tras todas las elecciones, o tras los EGM, y es que todos están contentos porque todos han ganado.
Considero que Monteseirín es el Alcalde más repugnante de la historia de Sevilla y que una nueva legislatura bajo su gobierno será una losa que terminará por hundir a esta ciudad en la mediocridad y la catetez. Y que decir de sus socios de IU, una cueva de trincones sanguijuelriles que encima se autoarrogan no se que estado de moralidad.
Sin embargo, yo también estoy feliz.
Cuando oí las patéticas, inmorales e impresentables manifestaciones de Agustín Villar sobre la construcción de una mezquita en Sevilla, comprendí que lo que auguraban las encuestas no debía ir muy desencaminado, aunque sólo una persona sin escrúpulos podía tirar por el fácil camino del fomento del miedo “al otro”, a la islamofobia y la xenofobia, para intentar arrancar algún voto sin preocuparse del tufo populistero fascistoide de hecho, aunque al parecer, sin tener tampoco la mínima lucidez para comprender que el voto ultra está ya en manos del PP.
Estoy feliz, muy feliz, porque ni un céntimo de mis impuestos, ni un céntimo de los impuestos de ningún musulmán, de ningún “otro”·de Sevilla, va a ir para pagar el sueldo de un sujeto como Agustín Villar.