lunes, 22 de octubre de 2007

LOS GITANOS


Por: Kim Pérez

Manuel Barrios cree que hay una gran diferencia entre los gitanos de Andalucía (y de otras partes de España en general, digo yo) y los zíngaros llegados a Europa por los Balcanes.

En costumbres y tradiciones, no cabe duda. Los gitanos, patrilineales; los zíngaros, matrilineales, la diferencia más profunda y decisiva. Los gitanos, propensos a asentarse; los zíngaros, todavía nómadas. La gente de las cuevas frente a la gente del carro.

Puede haber una base común en tribus procedentes de la India, los zincalés o indios negros, como los llamaron los persas a su paso; puede ser que ese sustrato, en los gitanos, sea lo mayoritario, pero también hay indicios de que este pueblo ha llegado a incorporar a la mayor parte de los moriscos que permanecieron en España.

La historia tradicional no trata de las minorías, y menos de las marginales. No las ve, como tampoco hoy, quienes no somos gitanos o no vivimos cerca de ellos, no los solemos ver. Existen junto a nosotros, en barrios más o menos descascarillados o en aglomeraciones de chabolas. Pero tenemos que ir allí para saber que existen, después de un siglo de cultura social.

Entonces, más. La cultura era máximamente elitista, pero algunos documentos de tipo policial se han escapado para atestiguar que, en efecto, enre los gitanos había moriscos, o había moriscos que se llamaban gitanos. Pocos o muchos, los documentos no lo dicen, pero contamos con otros métodos, como el antropológico.

La boda es el centro de la cultura gitana, con su pañuelo y sus flores, y las comadres que lo testifican. Pues bien, la investigadora Unni Wikan describe las bodas de la ciudad de Sohar, en la costa de Omán, al Sureste de Arabia, contando cómo a la mañana siguiente se enseña un pañuelo, que debe tener manchas de sangre, a la persona -supongo que una mujer- que ha acompañado a la novia, quien, si no hay tal prueba, empieza a gritar, para anular la boda.

Se trata por tanto, de un rito central de la cultura gitana tomado, con total exactitud, de la cultura árabe de Arabia.

La boda morisca tenía también en común con la gitana su exuberancia en cantes y bailes (las llamadas por los moriscos zambras) que extrañaban y hasta ofendían a los severos cristianos viejos, y que encima se prolongaban por varios días de diversión y alboroto.

Que este rito árabe llegue a ser identificado como el rito gitano, sólo es concebible si la proporción de moriscos era entre ellos muy elevada.

Los gitanos errantes eran muy acogedores de todo desgraciado, y entre ellos, de los moriscos también errantes, fugitivos de sus pueblos para no ser reconocidos y deportados. Además, podían camuflarse fácilmente entre ellos: la frecuencia con que los textos castellanos se refieren a algunos granadinos como de “tez verdinegra”, recuerda prodigiosamente al moreno verdoso, a la tez aceitunada de los gitanos, al "moreno de verde luna" de Lorca, y facilitaría que pasaran desapercibidos entre ellos: así fue descrito nada menos que Aben Humeya, Don Fernando de Válor.

Manuel Barrios menciona por su parte que, en el siglo XVI, las pequeñas bandas gitanas se convirtieron de pronto en un gran pueblo. Digo yo que hoy es tan numeroso, especialmente en Andalucía, y especialmente en Granada -¿es raro, no?-, que en algunas poblaciones constituye el cincuenta por ciento de sus habitantes, como en Pinos Puente.

Queda la cuestión lingüística. Cabe suponer que, si los gitanos son medio moriscos, su habla será particularmente rica en arabismos. Me parece que el habla tradicional gitana no ha sido suficientemente estudiada. Manuel Barrios pretende desmitificar la cuestión señalando que los gitanos andaluces no han hablado caló, la lengua índica de los calés, como otros gitanos españoles ¿menos mezclados que ellos? y que los "caloismos" que usan son apenas cuarenta, casi nada.

Señala también que los que se usan en las coplas flamencas son en realidad cultismos de los autores gachós -o payos-, que han querido imitar el lenguaje gitano que suponen que debe ser el verdadero.

Se debería estudiar por tanto el castellano real que hablan los gitanos, todavía vivo por ejemplo en los pueblos de Granada y quizá no por muchos años, para comprobar los arabismos que puedan usar que no pertenezcan al castellano payo, que entonces serían propiamente moriscos.

Entre ellos está, en primerísimo lugar, la interjección "¡ole!", común a los toros y al flamenco, las dos formas culturales más relacionadas con los majos y también con los gitanos y, por tanto, por unos y otros, con los moriscos.

Corominas la da como de origen desconocido. Pero Manuel Barrios recuerda que Ibn Arabi señala que los oyentes gritaban "Wa Allah!" ("¡Por Dios!")al entusiasmarse con el canto. La misma exclamación, el mismo rito de participación en el arte, que hace al público cantaor, entre andalusíes y flamencos.´

Entonces, el olé, junto al ojalá, son las dos últimas invocaciones al nombre de Dios como Allah que se mantienen en nuestra lengua.

Otros arabismos, según Barrios, estarían en la "caña", lo más prístino y antiguo del flamenco, lo que sería su nombre más antiguo, de "gaunnia", canto, (encuentro en un diccionario de árabe "giná") o "qayna", cantor, el "serrano" o "serrana" de los vocativos, derivado del "charrán" o "sarrani", como malo y duro, en "los cabales", o íntimos, de "qaba'il", (encuentro "qabíl"), cábila o tribu, palabra que entonces sería muy profunda, étnica y excluyente, el "macho" o parte final, de "machus", fuerte, el "jaleo", de "hala", la "seguirya", de "seguir" (encuentro "saguir"), corto o breve...

No se nos olvide el "chavea", que Corominas da como el vocativo gitano "chavaia", y que existe en Granada. En los toros y en el flamenco es frecuente llamar a un artista "Niño" o "Niña", lo mismo que entre los magrebíes es corriente llamarlo "Chab", como en el rai...

Es que además los gitanos -nombre que podría entenderse como la suma de los calés y los moriscos- han sido los guardadores, durante los siglos del silencio público, del flamenco, hasta que en el siglo XIX liberal salió a la luz, en las juergas de los señoritos.

Tuvo que pasar de boca a oídos en las cuevas humosas o en los caminos, como yo lo oí una vez, a un cantaor desconocido que subía lento y solitario sobre un burro por la cuesta del cortijo; en noches sueltas o noche tras noche, de los arrieros o los bandoleros o los mendigos moriscos; ¡historia invisible de tantos siglos!

¿No será ésta del mestizaje con los moriscos la explicación de que, de entre todas las regiones del mundo, sólo en Andalucía los gitanos se hayan hecho sedentarios; no habrá sido la querencia de los moriscos agitanados lo que los trajo al Sacromonte, al lado de su antiguo Albayzín, simbólicamente sobre una antigua maqabar muslim? ¿

Eduardo Molina Fajardo creía también que unos y otros habían vivido juntos, en el arrabal de San Ildefonso, en Granada, en el siglo XVI; los gitanos habían llegado poco antes a Andalucía, hacia 1425 ó 1462; por lo que a la luz de las fogatas debieron cantarse y bailarse muchos fandangos y zambras cuando todavía mantenían este nombre, antes de que fuera resucitado arqueológicamente en el siglo XIX.

Toda esta vida, de la que la historia escrita no puede decir casi nada, tendrá que ser rastreada por la antropología, la lingüística o la genética de poblaciones.

3 comentarios:

leohlam@hotmail.com dijo...

Hola.

Te voy a contar el caso de Murcia superficial y brevemente.

Ningún gitano de Murcia sabe hablar caló, ni siquiera los ancianos. Hablan la variante murciana de la variante romance del sur de España.

Los actuales gitanos del valle de Ricote se apellidan: fernández (atestiguado como apellido de mudéjares de la epoca medieval del valle de ricote, y los apellidos puramente moriscos de: moreno, tornero, gómez...

Sus rasgos raciales son puramente moriscos, su habla, puramente murciana, su forma de vida opuesta a la de los gitanos del norte.

Aquí en el valle de Ricote, Cieza y Archena, casi no se distingue quién es gitano y quién no. Hay gitanos rubios con los ojos azules, gitanos morenos de piel negra y ojos azabache, gitanos blancos de ojos verdes.

Los gitanos del Valle de Ricote no entienden nada de flamenco, absolutamente nada, sin embargo, los ancianos conocen las letras tradicionales de la musica tradicional/morisca de murcia, mientras los jóvenes se dedican al rumbeo y "gitaneo" comercial.
Muchos payos del Valle de Ricote parecen gitanos, incluso más que algunos gitanos de aquí.

En el valle de Ricote, Cieza o Archena, son exactamente iguales las costumbres de algunas familias.

Las costumbres de la familia entera de pepico el payo es exactamente igual a las de la familia gitana del Antón.

En el pueblo de Blanca hace poco los vecinos echaron a los gitanos del pueblo, pero resulta que sólo la mitad de las personas que echaron eran "gitanos", porque culturalmente hablando muchos de ellos no tenían nada

En el Valle de Ricote no sólo hay payos y gitanos, sino hay una mezcla que es imposible de clasificar.

Murcia tiene (creo) el mayor porcentaje de personas rubias, pelirrojas y de ojos azules de toda la península Ibérica.

Murcia tenía una importante población mozárabe que continuó viviendo en tal tierra.

Murcia tenía una importante población morisca que continuó viviendo en tal tierra.
La expulsión oficial de los moriscos fué en 1614, pero se sabe que la mayoría de ellos volvieron.

En Murcia apenas se conservan monumentos o obras moriscas o árabes, pero la cultura, el baile, la música, el habla, la gastronomía, la forma de ser, la religiosidad, todo todo todo todo es morisco, con dos influencias importantes, la mozárabe y la "del norte" (castellana, catalana, aragonesa, valenciana, genovesa...)


...el hijo de fulano el payo es más negro que la noche

...el hijo de la ramona la gitana tiene los ojos azules y el pelo rubio

...mi amigo se apoda "moro", y aquí no suena racista ni raro

...el huertano ese parece y habla como los gitanos pero es payo...

...los gitanos esos nunca nunca se han metidos en líos, incluso son más educados que los payos...

Pues eso, que el tema en Murcia es raro, y conviene lo sepáis porque es interesante.

Anónimo dijo...

perdona pero yo soy el dueño de esa dirreción de correo(leohlam) y yo no he escrito eso.

Que de explicacines

Anónimo dijo...

es más ¿podría borrarlo?